En ingeniería del software, el término refactorización se usa a menudo para describir la modificación del código fuente sin cambiar su comportamiento, lo que se conoce informalmente por limpiar el código. La refactorización se realiza a menudo como parte del proceso de desarrollo del software: los desarrolladores alternan la inserción de nuevas funcionalidades y casos de prueba con la refactorización del código para mejorar su consistencia interna y su claridad. Los tests aseguran que la refactorización no cambia el comportamiento del código.


La refactorización, o en inglés refactoring, es:
  • Una limpieza de código, básicamente
  • La refactorización no arregla errores ni incorpora funcionalidades
  • Altera la estructura interna del código sin cambiar su comportamiento externo
  • Si durante una refactorización se ha cambiado el comportamiento del software o web, es que has generado un error o bug
Sus objetivos pueden ser:
  • Mejorar la facilidad de comprensión del código
  • Cambiar su estructura y diseño
  • Eliminar código muerto
  • Facilitar el mantenimiento en el futuro
Ejemplo: identificar claramente los elementos
Quizá has llamado “t” a una expresión. Puedes asignarle un nombre con más significado: “tiempo”.
Ejemplo en CSS: usar una paleta reducida de colores
Quizá en tu web te has emocionado y le has dado decenas de tonos de colores

Publicar un comentario